RELACIONES DE PAREJA

ADICCIONES

MEDITACION

.................................................................................................

Featured Posts

Featured Posts

ULTIMOS ARTICULOS

4 de octubre de 2013

La estupidez. Cómo utilizarla para tu felicidad

Aunque parezca contradictorio, la estupidez, muy abundante en el mundo actual, no es tan mala como la pintan, y si sabemos utilizarla, puede ayudarnos a vencer muchas dificultades y por consiguiente ayudarnos a alcanzar nuestra felicidad.


La estupidez o falta de sentido común, hace que los problemas de la vida no se analicen de la misma forma en nuestra mente, es decir, una persona con una inteligencia elevada reaccionará de una forma ante los problemas, y aunque pueda anteponer posibles soluciones a estos, no podemos descartar que sí que les afectan de un modo mucho más impactante que a los que carecen de esa inteligencia. Tu mente, al estar despierta y desarrollada, se sentirá presionada ante adversidades e inconvenientes y la hará pensar y trabajar para descubrir caminos y soluciones.
La mente estúpida no tendrá este problema, ya que los inconvenientes no le influirán, no le afectarán en igual medida, porque no está capacitada para discernir la magnitud o gravedad de algo, y mucho menos de buscar posibles salidas para resolverlo.

El utilizar en nuestras vidas esa "ausencia de inteligencia" puede ayudarnos en determinados momentos para que nuestro subconsciente no actúe de forma inmediata dándole un grado de importancia a un problema que aparece en nuestra vida. Es decir, si somos capaces de actuar como estúpidos para quitarle valor a un problema, podremos tener mejores posibilidades de pensar en diversas y rápidas soluciones para este.

Pero ¡¡ojo!!, todo lo que se utiliza en exceso es malo, por consiguiente no te estoy diciendo que no le des importancia a algo que te ha sucedido, sino más bien, que trates de que no te afecte en la medida que tu subconsciente te está diciendo. Te pongo un ejemplo:

-David goza de una mente sumida en lo que podríamos llamar infantil, o peligrosamente estúpida para su edad. Recibió hace una semana una carta del juzgado citándolo sin explicarle el motivo por el cual tenía que asistir. Su mente, reaccionó al igual que el que recibe la carta de un amigo que hacía años que no veía, con lo que cogió la carta, la guardó en el cajón de su mesa y apuntó el día en el calendario para que no se le olvidase. Toda esa semana estuvo tan tranquilo, ya que su subconsciente no le dió importancia a esa carta, ni por ser del juzgado ni nada por el estilo, con lo que su nivel de vida no cambió ni su comportamiento ni rendimiento diario tampoco.

-Angel es lo que podríamos decir "una mente brillante", y recibió la misma carta una semana antes. Desde esa noche no pudo dormir en toda la semana comiéndose la cabeza en por qué sería el motivo de esa carta si el no había hecho nada. Aunque se decía a sí mismo que estuviera tranquilo, que el no había hecho nada malo, era inevitable el que se sintiera así, no podía dormir ni descansar, y gastaba miles y miles de neuronas en tratar de encontrar una solución a aquel misterio de dicha citación. Incluso realizó varias llamadas al juzgado para que le diesen una explicación a este contratiempo.

Son dos casos totalmente distintos de afrontar un problema, que aunque es el mismo, vemos que es tomado de distintas formas por las dos personas.
Para aclarar la situación anterior, te aclaro que la carta al final resultó ser un error y no iba dirigida a ellos. ¿Cual creéis que fue afectado en mayor medida por el problema? ¿El estúpido o el inteligente?
Aunque es un ejemplo (inventado por cierto) algo radical, quiero que veas que los inconvenientes que se te presentan pueden ser tomados de formas distintas, y depende de la gravedad que tu mente quiera darle para que te afecte a tí de una forma u otra.

Aprender a usar un término medio entre ambos ejemplos es lo que llamaríamos "casi perfección", es decir, conseguir que un problema no te afecte tanto y ser "estúpido" ante ellos, pero conservando nuestra inteligencia y sentido común para buscar la solución  encontrando la verdadera gravedad de dicho problema.

A veces, el ser ignorante y no conocer cosas, nos hacen que esas cosas no puedan afectarnos, debido a que si las quitamos de nuestra mente, esta no podrá sufrir daños innecesarios.
No te comas tu cabeza por algo sin conocer, analizar y ver en realidad su verdadero valor y magnitud. Haz de la estupidez una especie de aliada de tu inteligencia para que le quite fuerza a algún contratiempo que llega a tí cargado de "ego", que podría hacerte mucho daño psicológico.
Autor: Ying Yang

Escribe tu email y te mandaré todas las novedades de Ying Yang

4 comentarios:
Deja tus Opiniones
  1. En ocasiones pasa eso. Que uno se cree inteligente y a veces envidia a quien no se preocupa por las cosas. Pero ¿se puede cambiar eso? Supongo que sí. Aunque no es una cuestión tanto de estupidez como de desvincular los hechos y la reacción frente a ellos. Eso requiere mucho entrenamiento pero sin duda es muy eficaz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto Iván, requiere de mucho esfuerzo que por desgracia el hombre carece de el. Pero sin embargo efectivo sí que es el que las preocupaciones no te afecten en la medida en que lo hacen. De hecho una gran cantidad de problemas de nuestro día a día provienen de nuestros propios pensamientos.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. ¡Hola! te escribo este comentario para decirte que le he concedido un premio a tu blog. Soy de un blog amigo y es un premio que nos damos entre blogs.

    Te dejo el enlace para que lo veas.

    http://elcajondecubiertos.blogspot.com.es/2013/10/premio-liebster.html

    Espero que te guste =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sara:

      Te agradezco el tener en cuenta mi blog. En cuanto pueda redactaré el post en referencia.

      Un saludo

      Eliminar