RELACIONES DE PAREJA

ADICCIONES

MEDITACION

.................................................................................................

Featured Posts

Featured Posts

ULTIMOS ARTICULOS

14 de abril de 2016

La estúpida manía de tener que enfrentarte a tus miedos para poder superarlos

¿Por qué todo el mundo dice que tienes que enfrentarte a tus miedos para poder superarlos?

Sobre todo cuando eso es no es correcto.

Pero claro, le decimos a nuestros padres: "Papá, tengo miedo a la oscuridad"



Y nuestro papi nos dice: "Tienes que enfrentarte a ese miedo, hasta que lo superes".

Y claro, el chico acaba luchando contra algo que no sabe qué es ni cómo combatirlo....y todo eso a oscuras.


¿Sabes qué es el miedo?


El miedo es una reacción que tu mente genera cuando determina que tienes delante de tí una amenaza y que no tienes la capacidad suficiente para hacerle frente.

Si lo vemos desde otro punto de vista, el miedo es un aliado.

Resulta ser como el militar que vigila el fuerte, dispuesto a hacer sonar la alarma cuando se acerca el enemigo.

Cuando temes a algo o a alguien, es porque tu mente ha hecho una valoración de tus capacidades y de las supuestas capacidades de tu amenaza.

Y después de esa valoración, el balance es desfavorable para tí.

En otras palabras, que no tienes lo suficiente para hacerle frente.

O por lo menos, así lo determina tu mente.

Y lo que hace es advertirte que tengas cuidado, que si te enfrentas a esa amenaza, puedes salir perjudicado.

¿Quien es el verdadero culpable?

¿El miedo? No...el miedo es simplemente el vigilante de seguridad.

El verdadero problema es aquello que te amenaza y no el que te advierte de ella.

Imagínate que vas en tu auto y de repente se enciende el piloto de que te estás quedando sin combustible en el depósito.

Empiezas a preocuparte, porque tienes que buscar una gasolinera cercana para repostar.

Porque hay un peligro inminente, y es que te puedes quedar tirado en la carretera si sigues adelante sin echarle combustible a tu coche.

Ese piloto amarillo que te alarma para decirte que tienes que repostar y que te estás quedando sin gasolina, es el miedo.

Según los "expertos", deberías enfrentarte a tus miedos para superarlos.

Entonces, en este caso, la solución es coger un martillo y romper el cuadro de mando de tu coche a fin de enfrentarte a esa luz amarilla que se ha encendido y que representa el miedo...¿verdad?.

Esa no es la solución, de hecho es una estupidez.

La solución está en hacerle caso a "tu miedo", determinar el problema del que te ha alertado y darle una solución inteligente.

¿Tenemos por tanto que tenerle tanto miedo a nuestros miedos (valga la redundancia)?

Pues rotundamente no.

Recuerdo una frase que decía: "El dolor es algo maravilloso, porque te hace saber que no estás muerto".


¿Quieres conseguir el bestseller de Dale Carnegie "Cómo ganar amigos e influir sobre las personas? Mira aquí.

El miedo en sí puede verse como algo increíble y de mucha utilidad, porque puede convertirse en un aliado maravilloso.

Pero claro, el tópico es que el miedo es algo malo y tenemos que enfrentarnos a él.

¿ Por qué?

Porque así nos lo han enseñado y nuestra educación es sagrada, ¿no?.

Pues no.


La mejor forma de sacarle el mayor partido a nuestros miedos


Pues lo único que tenemos que hacer es seguir el curso natural.

Y el miedo está diseñado para alertarnos y prepararnos para un momento crítico.

No tenemos que verlo como un enemigo, sino como un aliado que nos dice la verdad.

Pero la verdad algunas veces duele.

Y ese dolor es el que nos hace ver a ese miedo como el culpable de todo.

Pero no lo es.

¿Y cómo me aprovecho de mis miedos?

Pues te lo voy a explicar mediante un ejemplo, para que así lo entiendas mejor.


Imagina un ejemplo común....por ejemplo el caso que mucha gente me pregunta:

"Tengo miedo a acercarme a una chica/chico y pedirle una cita".

Perfecto, ahora vamos a visualizar este ejemplo.

Tienes a esa chica en la otra punta de la sala, todo lleno de gente y ella está sola.

Sabes que te gusta y te encantaría acercarte a ella y pedirle una cita, puesto que ya os conocéis porque sois compañeros de trabajo.

Sin embargo, tienes miedo a hacerlo y es lo que te ha paralizado todas estas veces que lo has intentado.

¿Por qué?

Porque ese temor te está advirtiendo que aquello a lo que aspiras conseguir, quizás esté un poco fuera de tu alcance.

¿Por qué?

Puede que no seas un experto en seducción, si no no tendrías miedo y te habrás lanzado ya varias veces. O puede que ya lo hayas intentado varias veces con otras chicas y tu método no te ha funcionado, lo que hace que tu miedo te recuerde que tienes una forma de hacer ese tipo de cosas, un poco defectuosa.

¿Qué es lo que todos dicen?

"Enfréntate a tu miedo y da el paso sin hacerle caso a tus temores" 

Probablemente acabarás igual que en tus anteriores casos, volverás a fracasar y aumentará la dosis de temor para la próxima vez.

¿Por qué?

Porque te estás saltando la señal de alarma haciendo caso omiso de ella.

¿Recuerdas el ejemplo que te puse de la luz que te avisaba sobre la falta de combustible en tu auto, verdad?.

Pues saltarte las señales de alarma (y el miedo es una), puede hacer que el golpe sea más duro.

¿Y qué hago?

Tienes que visualizarte a tí mismo en tu mente.

Tienes que imaginarte como si te vieras a tí mismo ahí sentado, asustado, temeroso, con dudas, comiéndote las uñas y pensando y mirando para todos sitios dándole vueltas a la cabeza sobre cómo acercarte a esa chica.

Tienes que verte a tí mismo totalmente lleno de miedo y dudas en tu interior.

Y luego hacerte una pregunta:

¿Qué te refleja esa imagen que ves de tí mismo?

¿Qué impresión te da?

Probablemente sientas pena de tí mismo por verte en esa situación.

Sea lo que sea que sientas en ese momento al visualizarte en tu situación temerosa, tienes que hablar contigo mismo y decírtelo igual que si vieras a otra persona y se lo dijeras a ella.

Y cuando te hayas dicho la verdad sobre cómo te ves, tienes que volver a la realidad y analizar esas palabras que tú mismo te has dicho.

Uffff....suena un poco complicado, ¿no?.

Es simple.

Se trata de hacer contigo mismo lo que harías si vieras a alguien muerto de miedo por algo.

¿Qué emociones y sensaciones te inspira ver a alguien temeroso por algo?

¿Qué le dirías para quitarle ese temor?

Pues eso mismo, hacerlo contigo y analizar dos partes:


  • Tu parte temerosa (la de la realidad y la que está sufriendo ese miedo)
  • Tu parte visualizadora (la que está observándote desde un segundo plano sin que te des cuenta)

Se trata de que te veas en una segunda perspectiva para que puedas analizar todo desde un fondo externo, es decir, que veas una situación temerosa como espectador, sin que ese miedo te esté afectando.

Como si vieras una película de miedo, sabiendo que no te pasará nada.

Todo consiste en que te veas a tu yo miedoso desde tu perspectiva segura.

Y anotar lo que sientes en cada momento.

Y analizarlo, por supuesto.

Luego viene la segunda parte, que es la de analizar eso que sientes para hacerlo partícipe de tu crecimiento y avance y no de tu parálisis y estancamiento.

¿Te parece que lo veamos en el siguiente post para así explicarlo mejor?

Espero que por lo menos tengas ya claro que enfrentarte a tus miedos, es una forma estúpida de sobrellevarlos.

Se trata de que todo en esta vida, incluido tus temores, te aporten algo beneficioso y positivo, y de esta forma seguro que lo vas a conseguir.




7 comentarios:
Deja tus Opiniones
  1. Enfrentarse a los miedos es una forma muy generalista de hablar, en realidad lo que usted propone es también "enfrentarse a los miedos" desde un enfoque más racional, pero no deja de ser una técnica para superar la parálisis y avanzar en la vida "superando" esos miedos. El ejemplo del coche no me parece muy válido, cuando se enciende la luz de gasolina, hay que empezar a pensar y en muchos casos tomar la decisión de salir de la ruta en busca de esa gasolinera, el no hacer nada...es quedarse tirado con el coche ! A pesar de no compartir este texto en concreto, le felicito por su blog !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amigo:

      Quizás tengas parte de razón en lo que dices, pero probablemente será problema mío, ya que yo siempre asimilo "enfrentarte" con "luchar"...entonces me pregunto: ¿Por qué tengo que luchar con un aliado como es el miedo?.

      Para superar los problemas de pareja, no hace falta enfrentarte a tu mujer, ¿no crees?.

      El ejemplo que pongo de la luz de la gasolina, es precisamente para explicar lo que tú mismo acabas de decir. La cuestión de ese ejemplo es que no hace falta enfrentarse a la luz en particular, sino al verdadero problema del cual te está avisando dicha luz, que es que te estás quedando sin combustible.

      Y por supuesto que tienes que tomar medidas, pero no contra la lucecita.

      Por tanto sigo pensando que sólo tienes que superar en tu vida aquello que te obstaculiza, saltarlo y dejarlo atrás.

      Si te saltas el miedo, haces caso omiso a él y lo ignoras avanzando sin hacerle caso, el "piñazo" que puedes llegar a meterte puede ser bestial.

      Un saludo y muchas gracias por tu aportación.

      Eliminar
  2. Si ves a alguien en la situación que usted comenta (con miedo por acercarse a una chica) lo más lógico será decirle que el rechazo que teme puede ser imaginario, que no tiene por qué darse así la situación y lo mismo la chica le acepta de buena gana. Le arengas a que esté por encima de ese miedo y haga lo que quiere realmente hacer. En definitiva, le animas a que enfrente el miedo.

    El miedo es posicionarse, mentalmente, en un escenario futuro donde imaginamos que nos pasa la peor situación en un contexto dado. Y no hablamos del miedo a algo real, como podría ser enfrentarse a un grupo de asaltantes, caminar en la cuerda floja sobre un precipicio o encarar a una fiera salvaje que te va a atacar. Hablamos del miedo a dar un paso hacia algo que queremos conseguir (como en el ejemplo de la chica), y que debido a fracasos previos o debilidades en la autoestima, no realizamos.

    Por lo tanto, el miedo no es más que un estado mental, una programación, y dicho programa se puede sustituir. Lo que es negativo es dejarse llevar por ese miedo y no enfrentarlo, pues solamente cuando enfrentamos la situación es cuando nos damos cuenta de que lo peor que nos podía suceder no es, ni de lejos, tan malo como imaginábamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Oscar:

      Una pregunta: ¿Acaso tiene porqué ser imaginario ese rechazo que me comentas en tus primeras palabras?
      Aunque le digas miles de veces a alguien que algo no tiene porqué ser así, eso no elimina el temor a hacerlo. Puede darte más confianza y motivación, pero la alarma sigue ahí y te sigue dando información.

      He visto muchas personas saltarse sus miedos y llevarse gracias a eso, golpes bestiales en sus vidas.

      Tan sólo les pregunto: ¿Por qué te saltas a la torera algo tan importante como es una señal que te avisa de algo?.

      Si una persona se posiciona mentalmente en un escenario futuro donde se imagina que le pasará lo peor, probablemente ni tan siquiera lo intentará. Es lo peor que existe, hacerse falsas expectativas negativas sobre algo.
      La gente de por sí ya ni tan siquiera puede superar los problemas de la vida real, imagínate si tiene que superar los que ella misma se crea.

      Tu aportación está genial, pero no comparto contigo ciertos puntos.

      Yo siempre aconsejo a las personas a que no sustituyan sus miedos, que no se los salten, que les hagan caso sin dejarse controlar por este, por supuesto.

      No es necesario enfrentarte a tus miedos, simplemente hazle caso y usa la información que te da para mejorar, todo ello por supuesto bajo tu propio control emocional.

      Un saludo Oscar y gracias por tu aportación.

      Eliminar
  3. Hola, yo tuve que alejarme de mi pareja, tenia mil dudas, mil miedos, hasta el punto que basarse en mentiras...me hizo muchisimo daño.
    Me pidió ayuda porque era incapaz de confiar, la única forma q pude ayudarle era en demostrar que soy una persona en quien puede confiar. Pero creo q eso le hizo alejarse mas aún, limitarme, cada vez q me exiguia yo daba y en vez de acercase se alejaba...el decia q necesitaba esos parones,.pero a mí me destrozaba.
    Intenté que se enfrentara a los miedos. Pero yo era invisible para el...
    Ya no estoy con él, pero necesito perdonarme no quiero volverme como él... Incapaz de amar
    Que puedo hacer? Como puedo ayudarle? Como puedo ayudarme?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces cuesta darse cuenta de si una relación es o no perjudicial para nosotros. A veces queremos cambiar en pos de los demás o que los demás cambien por causas nuestras.

      Siempre he pensado que el perdón es algo personal, ¿qué hay que te impida perdonarte y porqué?

      No tienes que volverte como nadie, si tú no lo quieres así.

      Sé sincera contigo misma, acepta la realidad y la verdad por muy dura que sea esta y busca estrategias en función de dicha verdad.

      Ponte en contacto conmigo por email y podría mandarte un ebook que seguro que te vendría genial para el tema que haces referencia.

      Un saludo y espero haberte ayudado en algo.

      Gracias por comentar.

      Eliminar
  4. Hola Antonio
    El tema del miedo es un tema sumamente interesante.
    Muchas gracias por este artículo y por el trabajo que haces para que tus lectores podamos combatir el miedo.
    Yo creo que el miedo más frecuente es el miedo al fracaso y el problema de ello es que es tan poderoso que es paralizante. Tanto es así que son más la cantidad de actividades que nunca hacemos por miedo que la cantidad de cosas de las que algún día nos llegamos a arrepentir.
    Personalmente creo que aunque el miedo sea poderoso, el amor es aún más poderoso.
    Aunque suene romántico yo estoy convencida que el amor es lo que te impulsa a superar el miedo y a actuar. Si deseas algo en realidad, ese deseo por tenerlo será la motivación diaria que tendrás para alcanzarlo.
    Y si no vean en sí mismos de lo que son capaces por amor. De ahí salen las fuerzas más grandes, la perseverancia, la paciencia y tantas otras virtudes claves del éxito.
    Al fin y al cabo las herramientas para enfrentar y ganar al miedo están dentro de cada persona.

    Hasta pronto
    Marie

    ResponderEliminar