5 de octubre de 2016

Ser realista no sirve de nada cuando quieres tener éxito.

¿Te gusta ser una persona realista? ¿Crees que así piensas mejor, actúas mejor y vivirás mejor? ¿Todavía no sabes que todo eso es una auténtica inutilidad si quieres tener éxito en tu vida?

Quiero tener éxito en mi vida, por tanto: "Yo no soy ni positivo ni negativo, simplemente soy realista".

No se, es la primera estupidez que se me ha venido a la cabeza cuando leo la palabra "realista".

Seguro que tú también has oído esa frase, ¿verdad?.



Lo que quizás no hayas llegado a pensar (por el motivo que sea), es que es una de las mayores estupideces que existen y las que transforman a la gran mayoría de la población humana es una manada de ovejas.

Vamos al grano....


¿Qué es ser realista?



Ser realista es contrastar lo que crees, con lo que está pasando en la realidad.

¿Y lo que está pasando en la realidad tiene que ser cierto?

Cierto para los que siguen las corrientes sin tener pensamientos propios.

Pero lamento decirte que la realidad como tal, no existe.

Por lo que comparar tus pensamientos, creencias y sueños con algo que crees real, pero que no lo es del todo, es una estupidez.

¿Por qué?

Porque te estás limitando a comparar algo que en tu mente puede ser infinito, a cosas que estás viviendo en tu mundo, fruto de meras limitaciones.

Si nos ponemos a analizar lo que tú llamas "realidad" y en lo que te basas para ponerle barreras a tus pensamientos y sueños, descubrirás que nada de lo que te sucede en tu día a día tiene ni una pizca de realismo.

Desde que te levantas cada mañana hasta que te acuestas por la noche, tu vida no tiene absolutamente nada de real.

No es real el que vayas cada día a tu trabajo en tu auto. Antiguamente las personas nunca pensarían que llegarían a tener un objeto con ruedas que los pudiese transportar sin ningún tipo de esfuerzo de un sitio a otro sin despeinarse.

Pero cuando alguien dice que va a inventar un auto volador, le dicen que no es realista.

No es real que te sientes en tu despacho, te pongas en tu ordenador y conectes con miles de personas por una linea invisible llamada "internet" y que además te permite estar en cualquier sitio, obtener información de cualquier cosa y hacer prácticamente todo lo que quieras mediante este medio.

Eso no es real y hasta hace relativamente poco tiempo, era una verdadera locura.

Pero claro....para tí ahora sí que es realista, ¿verdad?.

Si piensas bien las cosas, te darás cuenta de que lo único que hace la mayoría es comparar sus sueños con todo aquello que tiene limitaciones.

Es como si tuvieras que buscar algo que pusiera objeción a tu proyecto, a lo que has pensado.

Eso es ser realista, y por desgracia es el símbolo de distinción de la población mediocre.

Afortunadamente vivimos la vida que tenemos gracias a personas que no fueron realistas y no creyeron en las limitaciones e impedimentos que tenían en su supuesta "realidad".

Gracias a los que no creyeron en la realidad, ahora tienes auto, ordenador, móvil, y prácticamente todo lo que puedes estar usando en tu día a día.

Personas que inventaron cosas imposibles para su tiempo y que hoy en día son cosas que pasan totalmente desapercibidas pero que nos han forjado el estilo de vida que tenemos.

Cosas que pasaron de sueños a hechos, sin la necesidad de ser contrastadas con ningún tipo de barrera.

Es la gran diferencia entre los que tienen éxito y los mediocres.


¿Hay algo de malo en ser realista?



No es que tenga algo de malo, es que simplemente no sirve de nada si quieres ser alguien realmente especial.

No podrás ser alguien distinto, si eres realista.





Serás una oveja más y punto.

Porque la realidad es una limitación que te impide avanzar hacia tus sueños.

Y tus sueños no tienen la necesidad ni obligación de ceñirse a ningún tipo de limitación.

Es algo así como tratar de atar una nube. Y lo peor de todo es que llegamos a creernos nosotros mismos que somos capaces de coger una cuerda y mantenerla atada.

La realidad es usada como excusa para quedarnos tranquilos con nosotros mismos de que algo que podemos conseguir en nuestra mente, no podremos conseguirlo en el mundo en el que vivimos.

El verdadero problema de todo esto que estamos hablando, es el concepto de separar algo que está en tu mente, con algo que está en tu mundo físico.

Y precisamente eso que está en tu mundo físico, actúa de juez para decidir y limitar el infinito mundo que puede haber en tu mente.

El ser humano ha inventado lo que se llama "ser realista", para que actúe de barrera ante sus propios objetivos mentales.



Alguien dijo una vez que acabaríamos destruyéndonos los unos a los otros, y por los planteamientos tan estúpidos que hacemos a lo largo de nuestra existencia, creo que tiene toda la razón.


Lo único bueno de "ser realista".


Pues después de todo esto, la realidad tan sólo nos deja una única cosa útil..... la autoaceptación.

Aceptar la realidad sólo nos sirve para parar el tiempo durante un segundo y ver en qué situación nos encontramos ahora mismo.

Sería una especie de fotografía que nos hacemos nosotros mismos para que podamos ver desde otro ángulo, la situación que nos encontramos.

Y más bien deberíamos llamarlo "aceptar nuestra propia realidad" y no generalizarla hacia la de los demás.



Porque tu forma de ver las cosas, puede ser totalmente distinta a la mía.

Por lo que comparar no sirve de nada.

Aceptas lo que eres en un momento determinado de tu vida, pero sin hacer de esa aceptación una limitación a lo que puedes llegar a ser, sino una base sobre la que necesitas partir para ser alguien mejor.

Usamos nuestra realidad como punto de partida, simplemente para compararlo con cómo nos veremos cuando lleguemos a nuestra meta.

Lo único que tiene de útil....lo único que tiene de bueno.


Se puede crear tu propia realidad


Pues sí, si sabes hacerlo bien.

No se trata de ninguna fórmula milagrosa ni chorradas por el estilo.

Se trata de entender que aquello que pensamos, aquello que sentimos y aquello que nos imaginamos en nuestra mente, condiciona el mundo que nos rodea y lo moldea en base a ello.

Simple, ¿verdad?.

Pues no suele resultar tan fácil aplicarlo.

Sobre todo por la influencia que tiene nuestra sociedad en nosotros mismos.

Cuando piensas algo, se genera una emoción en tu interior, como reacción a ese pensamiento.

Esa emoción hace que te sientas de una forma u otra.

Y cuando tu mente piensa en algo, tu cuerpo siente esa emoción, aunque no la esté experimentando en la vida real.

Y el mundo que te rodea, no tendrá más remedio que poner en tu camino cosas acordes a esa forma de ser que has creado en base a ese pensamiento.

En resumen, todo lo que te sucede se alinea con cómo eres. Y eres aquello que piensas, así que mucho cuidado con engañar a tu mente.

Un amargado tendrá siempre muchos amargados a su lado. Una persona alegre, se encontrará casi siempre rodeado de personas alegres.

Un millonario tendrá amistades de su mismo poder económico.


Un depresivo, buscará inconscientemente personas que lo comprendan y que entiendan su problema, es decir, los que tengan su mismo problema.

Y todo esto es así por el equilibrio que se supone que tiene que reinar en nuestro mundo.


Hay un increíble poder cuando tomas una decisión y actúas de una forma determinada en base a un pensamiento.


Y en base a esto pasarás de ser alguien que cree que tiene que sufrir y soportar todo lo que ocurre en el mundo, a ser alguien que piensa algo, toma una decisión y actúa en base a ese algo.

Todo esto sin necesidad de nada más. Sin limitaciones de la "realidad", sin necesidad de compararlo con nada o con lo que otros han podido o no conseguir.

Es la simpleza de pensar, decidir y actuar.

Nada más.

Y la realidad se creará en base a tí y no tú en base a ella.





Ser realista es inútil, inefectivo e inviable para el que quiere salir de la manada en la que se encuentra ahora mismo.

La vida sigue en esa falsa realidad, hasta que alguien decide romperla y crear una nueva.

Esa persona se convertirá en alguien especial y tú en su mero seguidor que convertirá lo que en su momento fue su pensamiento, en tu forma de pensar y vivir.

Antonio Barragán

Author & Editor

Cuando te das cuenta que la vida que tienes no es la que realmente te gustaría tener, descubres que has desaprovechado años y años de tu existencia en hacer lo que todos hacen y sin poder hacer lo que tú quieres. ¿Sabes que eso puede cambiar? ¿Sabes que puedes crear la vida que tú desees tener? ¿Sabes que la realidad que quieras vivir, puedes recrearla cuando lo desees?. Ayudarte a que comprendas todo esto, es mi misión en este blog.

2 Opiniones:

  1. Hola,
    Sé de Antonio desde hace algo así como dos años, hemos hablado por teléfono en múltiples ocasiones y hemos llegado a una especie de relación de amistad intima empujado (Yo) por afianzar lo que verdaderamente sé que puedo conseguir, pero me he frenado por interponer antes la necesidad de otros a la mía personal.
    Este mes cumplo 50 años, y aunque me echen 43, no hay mejor cosa que sentirte enérgico y lleno de vida, contra todo pronóstico, la mente es capaz de generar la mejor de las cremas antiarrugas, si te lo crees…
    Todos tenemos carencias de algo, yo necesito hablar de mis cosas y mis vivencias para reforzarme y cargarme las pilas, soy capaz con ellos de borrar y volver a empezar; mí historia como la de cualquier otra persona, estoy seguro que es muy larga y tan dolorosa como cada uno nos creamos que ha sido, la realidad es que a cada uno le duele lo suyo y no por eso lo mío ha sido peor que lo del otro o viceversa; pero la verdadera realidad, es que podemos hacer mucho más de lo que nos creemos. Hace un año más o menos, yo tenía una pareja, un sueldo de 860 € al mes y la recuperación de un accidente que me dejo fuera de la vida convencional durante 4 años. Hoy no tengo pareja, mí sueldo es exactamente el doble, una buena posición en la empresa y hace tres semanas he abierto una empresa de mi propiedad (con otro socio) con la cual saldremos al mercado a finales de este mes. Antonio ha sido mi testigo durante todo este proceso. Mis sueños aun no han acabado, continúan y son mucho más altos y mis creencias y mi fe en lo que estoy haciendo es más alta que todo eso, lo único que hay que ser consciente es de que si caes, que valga de experiencia para aprender y volverse a levantar, pero ese pensamiento, déjalo un poco apartado, ocupa tanto que mata la serenidad o la media sonrisa de imaginar que harás cuando ………………. Creo, que solo hay que tener tres conceptos muy claros (valores) ACTITUD/PERSEVERANCIA/PACIENCIA. Porque si por esta vida pasas en plenitud y sabiendo que has hecho todo lo posible, es una buena vida; dejando atrás, lamentos, venganzas, y los típicos, y si, y si hubiese hecho, y si hubiese dicho, y si……
    Sueña, los sueños pueden convertirse en realidad, la realidad no puede ser un sueño, es lo que es.
    Un abrazo Antonio, hasta el día de hoy, muchas gracias por todo, no me has regalado nada en especial, no me has ayudado a abrir puertas físicas, pero me has dado el mejor regalo que un ser humano puede dar a otro, tú propio tiempo, eso que para mí tiene un valor incalculable GRACIAS…….
    Kike.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo Kike.

      Me alegro que poco a poco las cosas vayan situándose en su cauce nuevamente.

      Aquí estoy para lo que necesites.

      Un abrazo.

      Eliminar