RELACIONES DE PAREJA

ADICCIONES

MEDITACION

.................................................................................................

Featured Posts

Featured Posts

ULTIMOS ARTICULOS

9 de marzo de 2017

Si no puedes ser feliz con tu vida, ¿por qué no fabricas esa felicidad tú mismo?

Pues así de fácil.

Mucha gente se pasa toda su vida preguntándose cómo ser feliz y se esfuerza en encontrar soluciones mejorando su entorno y el mundo material en el que viven.

Aquellos que encuentran algo de mejoría, luego descubren que esa felicidad es ficticia y dura muy poco tiempo.



Y después están los que por mucho que se esfuerzan en mejorar su entorno para ser feliz, se comen los mocos y no consiguen nada de nada.

¿Qué está sucediendo?

¿Acaso es tan difícil ser feliz en tu vida?

¿Estamos hablando de un bien inalcanzable o qué?

La respuesta es más sencilla de lo que te imaginas.


La solución no está en el mundo que te rodea


Eso en primer lugar.

Por mucho que cambies tu entorno, si sigues viendo las cosas con el mismo punto de vista, todo te seguirá pareciendo igual.

Porque la solución no está en tu entorno, la solución está en ti.

Ufff....que topicazo ese, ¿verdad?.

Pues es lo que hay.

Y es por eso la dificultad de que la gente empiece a sentirse bien con su vida.

Y también ese es el motivo de que estemos rodeados de amargados y vidas mediocres.

Te levantas todos los días haciendo lo mismo de siempre, ¿y crees que cambiando algo de tu entorno material cambiará tu vida?

Recuerdo una chica con la que estuve hablando que me seguía pensando con esa mentalidad pobre que le hacía creer que cuando se compraba cosas se sentía mejor.

Cuando estaba deprimida o triste, se iba y se compraba algo. Ropa, zapatos, caprichos, etc...

En ese momento se sentía bien, pero después, cuando se tenía que volver a enfrentar consigo misma, se daba cuenta de que eso sólo le producía el pequeño éxtasis del momento, para luego desaparecer y hacerla incluso sentirse peor por los remordimientos de haberse gastado dinero de forma innecesaria.

El amargado siempre verá las cosas desde el prisma de la amargura.

El triste, siempre verá las cosas desde el prisma de la tristeza.

El mediocre, siempre pensará que no hay posibilidades de ser mejor, y por eso ni tan siquiera lo intenta.


El programa mental que nos hace ver la vida tal y como la estamos viviendo


No es que la realidad sea una. Más bien, existen infinidad de realidades posibles en el ámbito de tu ser.

Lo que sucede es que tienes un programa mental que te hace ver la realidad que tú estás acostumbrado a ver.

¿Esto quiere decir que esta realidad puede cambiar?

Por supuesto, pero para ello tienes que cambiar antes ese programa mental.

Es como cuando te pones unas gafas que están rayadas. Por mucho que mires a través de ellas, siempre verás esa raya presente en cada cosa que ves y hará tu experiencia de vida distinta.

Por mucho que quieras limpiar aquello que ves, siempre seguirás viendo ese rayón molesto en cada cosa que miras.

¿La solución?

Cambio de gafas.

Simple, ¿verdad?.

Pero claro, unas gafas puedes cambiarlas fácilmente en cualquier óptica, sin que apenas tengas que molestarte por nada.

La cuestión es que estamos hablando de cambiar algo más complejo, tu programa mental.

¿Acaso se puede cambiar nuestro programa mental?

Pues si.

Ese programa mental es en realidad un software que procesa la información que recibimos dándonos un punto de vista u otro de una misma situación.

¿Y cómo funciona?

Te explico.

Desde que un niño nace, empieza a recibir un bombardeo de información de su exterior, a través de los cinco sentidos.

Esa información llega a su cerebro y éste la procesa emitiendo la emoción correspondiente en función de dicha información.

Esa emoción causa un cambio en el cuerpo de ese niño.

Ese cambio, hace que se sienta de una forma distinta, lo que hace que piense en función de ese cambio y vuelva a generar nuevamente emociones secundarias distintas en base a ese cambio que ha experimentado.

Todo este proceso que puede parecer enrevesado, lo que hace es que deja grabada en la mente de ese niño una especie de circuito neuronal sobre esa acción o pensamiento en cuestión.

¿Y todo esto para qué?

Para que la próxima vez que ese niño experimente una situación o pensamiento parecido, se emitan esas emociones de una forma mucho más rápida y efectiva.

Es la clave de la evolución. Adaptarse y ser más eficientes, ¿a que si?.

La siguiente vez que ese niño experimente lo mismo, sentirá lo mismo pero de una forma mucho más rápida.

Imagina entonces ese proceso para cada una de las situaciones que hemos vivido a lo largo de nuestros primeros doce años de edad.

Todos esos millones de circuitos neuronales, forman un programa mental, un software que hace que veas la vida de la forma en la que la ves.

Por tanto, tu mente percibe y siente lo que está acostumbrada a hacer desde hace años.

Si ese niño diseñó un software mental que le hacía ver las cosas con miedo, probablemente en su vida de adulto siga viendo todas esas cosas que le recuerden la misma situación con el mismo temor.

Y es entonces cuando querrá mejorar cambiando su entorno.

Y fracasará porque no se dará cuenta de que por mucho que cambie su alrededor, seguirá con la percepción de vida miedosa que siempre ha tenido y con la que su mente se siente cómoda y actúa con mayor rapidez.

Un miedoso se siente cómodo dentro de su vida de miedos.


Un depresivo se siente cómodo dentro de su vida de tristeza y depresión.

Y así con casi todo.


El software que te hará ver la vida de otra forma


Ahora viene lo bonito de todo.

El ser humano tiene la gran capacidad de cambiar ese software mental en el momento que lo desee.

Igualmente puede cambiar su entorno, pero ya hemos visto la inefectividad de hacerlo, ¿no crees?.

Sin embargo, si te esfuerzas en crear un software nuevo que procese la información de una forma distinta, harás que tu vida cambie por completo.

Es como si tú mismo diseñaras la forma en la que quieres que te sucedan las cosas y cómo sentirlas.

Casi nadie hoy en día tiene tiempo para esto y es por ese motivo que se limitan a cambiar sus vidas dentro de la vida de miserias que están llevando, creyendo que eso les conducirá a un estado de ser más feliz.

Entonces llega el momento en el que se te abren las puertas de que puedas crear por ti mismo esa felicidad que quieres en tu vida.

O por ejemplo que puedas eliminar ciertos problemas que perturban partes de ti.

O que consigas cosas que no conseguías intentando mejorar tu entorno material.

Cuando aprendes a diseñar un software mental idóneo para ti, empiezas a adquirir la capacidad de cambiar cada parte de tu vida y de la forma en que te sientes y ves las cosas que te pasan.

Y te digo algo más.

No hay nada que no puedas cambiar de tu vida actual, por muy malo que sea.

Y por favor no me vengas con la chorrada de siempre de esa persona que tiene una enfermedad terminal y le quedan pocos meses de vida.

No importa el problema, sino el programa mental que tienes y que te hace ver algo como un problema o como algo maravilloso.

Hay personas que tienen depresión y se centran en hacer mejoras en sus vidas a nivel material con el fin de mantener su mente ocupada y que les produzca la menor tristeza posible.

Y sin embargo, tienen miedo de empezar desde cero, borrar ese software mental que tanto pesimismo y problemas les está dando y reemplazarlo por uno nuevo que les haga renacer como el ave fenix.

Todo esto es posible, si sabes cómo.


Mi gran proyecto


Llevo ya varios meses trabajando en este, que será mi gran proyecto.

Yo mismo aprendí a base de golpes y errores y fui aplicando ciertos conceptos a mi vida que me hicieron ver que por mucho que cambiara mi vida material, siempre tenía el mismo ángulo de visión, por lo que sólo me pasaban cosas acorde a ese software mental que adquirí desde pequeño.

Pero también aprendí cómo cambiarlo, además de cómo diseñar uno nuevo en base a lo que yo mismo deseaba.

Recuerdo que estuve mucho tiempo incluso intentando encontrar qué quería ser y cómo sería mi prototipo de vida ideal.

Resulta gracioso que andemos por esta vida como pollos sin cabeza sin saber el porqué vivimos ni hacia dónde nos dirigimos.

Y aún así, pretendemos que nuestra vida cambie. Y lo más fácil, lo que hacen todos es intentar cambiar su entorno, hasta que descubren que eso no sirve de nada.

Pues ahora quiero presentarte mi gran proyecto. Uno en el que te enseñaré cómo diseñar ese nuevo software para empezar desde cero creando la vida que te gustaría tener.

No es un programa que te diga cómo cambiar tu vida material, sino más bien te enseñará a que tu mente cree el estado mental que realmente te gustaría tener en tu vida. En pocas palabras, aprenderás a crear tu propio estado de ánimo y sentirte como tú quieras sin importarte del momento ni de la situación real.

Y en ese momento, ocurren cosas milagrosas (es una forma de hablar ¿eh?, ya sabes que no creo en los milagros), ya que tu vida literalmente cambia.

Son muchas las personas que me han pedido algo que les ayudara a abandonar el estado de vida y emocional que están llevando, para poder así empezar a crear uno nuevo que realmente les gustaría sentir y vivir.

Y eso es lo que he tratado de plasmar en este nuevo proyecto.

A nivel emocional


Las emociones son la base de todo, y si has leído este articulo por completo, te habrás percatado de que ese software mental del que te hablaba, funciona mediante las emociones.

Porque en realidad, tu misión en esta vida es sentirte bien, ¿verdad?.

Y esos son emociones en estado puro.

¿Cambiarás tu estado emocional cambiando el mundo que te rodea?

Ya te he explicado muchas veces que no.

¿Quieres aprender a crear tu propio estado emocional sin importarte el estado en el que te encuentres ahora mismo?

Pues eso es posible y mucho más inteligente y efectivo que lo anterior.

Lo que sucede es que la gente suele ser escéptica dentro de su orgullo. Juzga sin probar y lo hace en base a ese programa mental que le impide ver más allá de sus ojos.

Normalmente el que no cree en algo, suele ser por dos motivos:


  • Nunca lo ha experimentado en su vida.
  • No quiere experimentarlo nunca en su vida, aunque le den la oportunidad de hacerlo. 


Yo puedo darte mi propio testimonio y el de otras muchas personas con las que he trabajado, de que es totalmente posible cambiar por completo ese software mental que te hace sentir de una forma determinada y sustituirlo por otro que refleje en ti aquello que realmente quieres sentir en tu vida.

¿Qué te parece?

No hay nada mejor como probar y cuestionar mediante acciones, aquella información que recibes.

¿Te atreves a probarlo entonces?

Deja ya de pensar en cómo ser feliz y dedícate a crear tú mismo esa felicidad.

¿Quieres estar preparado para cuando este programa salga a la luz (lo hará en breve)?

Deja tus datos abajo y recibirás un email mediante el que estarás en la lista para ser de los primeros en probar que todo lo que acabo de contarte puede hacerse realidad.

No hay comentarios:
Deja tus Opiniones