RELACIONES DE PAREJA

ADICCIONES

MEDITACION

.................................................................................................

Featured Posts

Featured Posts

ULTIMOS ARTICULOS

3 de noviembre de 2016

Reglas genéricas de la comunicación en las parejas. Un secreto que nadie quiere descubrir.

Quiero hacerte una pregunta: "¿Sabes qué es lo que buscan el 78% de las personas que son infieles a sus parejas?".

Si tu respuesta es el sexo, estás dentro del 22% de restante.

La gran mayoría de las personas que son infieles en sus relaciones de pareja, buscan a alguien que las escuche, las entienda y les dedique su atención.

Simplemente eso.



Numerosos estudios demuestran que el acto sexual viene después de que esa persona se ha desahogado emocionalmente y ha entablado con su "amante" una relación de amistad-personal en la que le cuenta cosas que necesitaba contar y que su pareja no estaba por la labor de escuchar.

Todo se reduce a que las parejas rompen porque no sabemos comunicarnos entre nosotros mismos.

Y cuando hablamos de comunicación entre parejas, la cosa se pone aún peor, porque todo cambia y tenemos que tener en cuenta una serie de reglas genéricas que definen el éxito o el fracaso de dicha comunicación.

¿Creías entonces que la comunicación entre dos hombres era igual que entre dos mujeres o entre un hombre y una mujer?

No voy a entrar en conceptos más profundos de géneros, pero lo que hay que aceptar es que hombres y mujeres somos distintos, tanto si nos gusta como si no.

Y la forma en la que nos comunicamos también lo es.


Problemas que conlleva no saber comunicarnos bien en nuestra relación


Una de las principales causas de las disfunciones sexuales es la falta de comunicación.

Tanto en el hombre como en la mujer, el miedo a comunicar nuestros problemas de forma clara y sincera, nos crea multitud de problemas secundarios incluso peores que el principal.

Igualmente, durante las relaciones, nos cortamos de decir determinadas cosas por miedo a la reacción que puede causar en los demás, y eso se convierte en un problema aún mayor.

Lo que sucede es que este tipo de situaciones pueden convertirse en un arma de doble filo.

Si comunicas algo de forma sincera, clara y honesta, puede que la otra persona no se lo tome bien o no sepa encajar ese tipo de comunicación asertiva.

Y eso crea problemas.

Y si no lo comunicas o lo ocultas por miedo a esa supuesta reacción, puede que te equivoques en tus suposiciones y a la otra persona le caiga todavía peor que si se lo hubieras dicho de la forma más clara posible.

Hay que saber mantenernos en la linea en la que evitemos cualquier tipo de conflicto o mal entendido.

Y eso a veces es difícil.

Pero no imposible.

Hoy en día, por desgracia, hay muchas personas que no avanzan debido a la escasez en su comunicación.

Y cuando hablamos de comunicarnos, no sólo me refiero a ámbitos sentimentales y de pareja, sino también sociales, personales, o incluso temas profesionales.

He visto casos en los que muchas personas no han sabido progresar en su profesión debido a la mala comunicación que establecen con su empresa de trabajo.

Pero cuando aprendes a aprovechar las reglas genéricas de la comunicación, es cuando te conviertes en mejor amante, mejor marido, mejor compañero de la persona que tienes a tu lado.


Es igualmente importante lo que queremos decir como la forma en que lo decimos.


¿Sabes que hay estudios que demuestran que a una mujer puede llegar a atraerle mucho más la voz de un hombre que su aspecto físico?

Pues imagínate lo poco que aprovechamos esta valiosa información a la hora de relacionarnos.

Una persona potenciará mucho su poder de atracción y de captación si aprovecha tanto su aspecto físico como la forma de moverse, expresión corporal o lenguaje y tono de voz.

Todo unido hace que la relación se eleve al cuadrado.

Galeno dijo: "La voz es el espejo del alma".

Y así es en la vida real.

Fíjate en un detalle; hay personas que sacan conclusiones de otra tan sólo escuchando la palabra "Hola".

Pueden determinar si esa persona que ha saludado está o no de buen humor, y si ha expresado en esa palabra emociones como la ira, el enojo, el enfado, la alegría, etc...

Por tanto, la forma en la que decimos las cosas es especialmente importante a la hora de comunicarnos.

Una voz alegre y suave atrae personas, una voz apagada, monótona, triste, chillona y excesivamente ruidosa, aleja a las personas de tu lado.

¿Hablas de alguna forma especial con tu pareja?

¿Cuando sales a seducir o a buscar novia/o te has parado alguna vez cómo es tu voz escuchada desde otra perspectiva?

Tan sólo coge una grabadora y graba una frase. Después escúchala y verás que te resultará difícil conocerte escuchando tu propia voz.

Y ahí podrás ver cómo tratas de expresarte realmente.


La importancia de controlar todo lo que queremos expresar.


¿Para qué?

Pues para evitar que la otra persona nos malinterprete.

He visto cantidad de fracasos tanto en parejas ya formadas como en aquellas que se conocen por primera vez, tan sólo por el error de transmitir algo que en realidad no queremos.

Tú no sabes cómo de lúcida es la mente de quien te está escuchando, por lo que no debes suponer que estará a tu nivel, o viceversa.

Hay ciertas cosas que una mujer puede interpretar de la forma contraria e igualmente hay cosas que un hombre puede entender como un "mensaje equivocado".

Y eso crea dudas. Y las dudas crean separación. Y la separación más falta de comunicación.

Y así como la pescadilla que se muerde la cola.

ACCEDE AHORA Y APROVECHATE
DE UN GRAN MAGNIFICO REGALO


Cuando das a entender cosas equivocadas a alguien, su mente empieza a juzgarte por ello y empieza una especie de reacción en cadena que controlan toda la situación.

Todo lo demás ya no importa y parece que el centro del terremoto es ese mensaje erróneo que has mandado sin darte cuenta y que lo ha echado todo a perder.

Cuidar lo que transmitimos es muy importante para relacionarnos bien.

Un estudio reveló que más del 70% de los matrimonios o relaciones que llevan varios años juntos, dejan de comunicarse por varios de los motivos de los que hemos hablado antes.

¿No te parece un poco acojonante?


Soy hombre...¿qué debo hacer para mejorar la comunicación con mi mujer?



  • Presta atención a cómo te mueves y a los gestos que haces con tu cuerpo.
  • Mira a la otra persona con la cabeza recta.
  • No gesticules demasiado para dar más sensación de acercamiento.
  • Trata de no ponerte nervioso ni moverte demasiado, porque transmitirás ese nerviosismo a la otra persona.
  • Trata de sonreir cuando puedas.
  • Habla de forma clara, transmite alegría y vitalidad y procura que la otra persona escuche perfectamente lo que tratas de decir.
  • No le des "la vuelta a la tortilla" y hagas que la otra persona se ponga a la defensiva.
  • No hables de tí, cuando la otra persona está hablando de ella.
  • Intenta que tu forma de hablar no parezca autoritaria y prepotente.
  • No evites expresar y mostrar aquello que sientes. Libera tus emociones cuando creas oportuno, no hay nada de malo en ello.
  • No por ser hombre tienes que evitar pedir ayuda si la necesitas. Aquí no se trata de ver quien la tiene más grande.


Soy mujer...¿qué tengo que hacer para mejorar la comunicación con mi hombre?



  • Que nadie te interrumpa por ser mujer. Si es necesario díselo.
  • Si estás enfadada, no temas mostrar esa emoción ante un hombre. Aunque te parezca extraño, el hombre lo percibe de una forma beneficiosa para tí.
  • Trata de atraer la atención hablando de temas que están más directamente relacionados con ese hombre (hobbies, deportes, aficiones, etc...).
  • Si discutes con un hombre, no traigas al presente cosas que pasaron en tu pasado o en el de él.
  • Si el hombre es tímido, dale su tiempo y no le metas presión.
  • No tengas miedo de elevar tu cabeza y mirar directamente a los ojos. Esa postura de agachar la cabeza y mirar de re-ojo es de mentes primitivas.

Esto ha sido un pequeño resumen para que te hagas una idea de la importancia que tiene la comunicación en muchos aspectos de nuestra relación de pareja.

Y sin embargo, acabamos con el peso de la rutina y sin apenas entablar conversación con nuestro marido o mujer.

Y después vienen las quejas, los lloros y los lamentos cuando la otra persona rompe la relación.

Si tu pareja no tiene a alguien que la escuche, la elogie, la comprenda y entienda aquello que quiere transmitir, simplemente se buscará a otro para que lo haga.

Y después viene el sexo, y después el divorcio.

¿Acaso no te preocupa eso?

¿Y no te gustaría hacer algo para mejorarlo?

Pues accede al eBook de más arriba y aprende los secretos de la comunicación genérica para mejorar tu relación de pareja desde hoy mismo.

¿Qué te parece?


No hay comentarios:
Deja tus Opiniones